DIARIO DE UNA ESQUIZOFRENICA LIBRO PDF

Shirshendu Durbin by shirsendu mukhopadhyay has written many stories for adults and d. Stay Connected and read durbin by shirsendu mukhopadhyay favourite Books. He should not have jealousy for others. We are not capable of experiencing the truth. Grief Counselling and Grief Therapy J. The Four Tendencies Gretchen Rubin.

Author:Fenrishicage Nijora
Country:Finland
Language:English (Spanish)
Genre:Literature
Published (Last):19 May 2012
Pages:85
PDF File Size:19.82 Mb
ePub File Size:12.82 Mb
ISBN:409-1-37177-714-2
Downloads:16522
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Tojall



Narra una breve Anamnesis de cmo es que se fue desarrollando su enfermedad y la participacin de los padres en esta. El libro comienza con una anamnesis de las circunstancias familiares en las cuales se desenvolvi Rene; estas fueron las siguientes: desde el momento en que ella naci su madre la considero espantosa, como no pudo amamantarla, la alimento con bibern, aunque es una madre atenta, mezcla sin notarlo, demasiada agua con la leche y como resultado el bebe grita continuamente y se niega a beber, su medico pens que se deba a un estomago delicado y receto que se le pusiera mas agua a la leche, el odio que el lactante le tiene al bibern se acrecent un poco mas.

Por suerte la abuela le hace una visita y ve lo que ocurre: la nia casi un esqueleto esta en peligro de morir de hambre, la abuela la alimenta con papillas ye esto le salva la vida. Al cumplir 11 meses la abuela se va de repente, Rene sufre un fuerte shock, grita, pega con la cabeza en la pared y busca con la vista a la abuela. Duerme en el cuarto de los padres ye exige el desayuno a lo cual los padres se ren y la dejan esperar a propsito y la amenazan dicindole que no recibir nada si sigue gritando.

El padre le da a entender que le quita a su madre porque le pertenece a el y hace como si mordiera a la madre para comrsela. En el inconsciente de la nia se desarrolla un violento sentimiento de venganza, que posteriormente se manifestara durante la enfermedad como, sadismo oral. Cuando tiene 14 meses recibe un pequeo conejo blanco, a quien ama cariosamente, un da su padre mata al animalito en presencia de la nia.

Rene tiene ahora ao y medio y el nacimiento de un segundo nio requiere de toda la atencin de la madre, por lo que se produce una agresividad en la pequea; les escupe a todo el mundo especialmente a la hermanita y a la abuela que ha vuelto.

El padre de Rene para divertirse le ordena que alce su camisoncito para burlarse de su desnudez y la sirvienta le dice a lo mejor te han cortado algo Durante sus paseos se mete a jardines ajenos y le explica a su madre que busca a su mam. Despus de nacer dos varones, Rene ahora tiene 5 aos, y escucha violentas discusiones entre sus padres, la pequea tiene que vigiar a su padre y lo hace con un miedo horrible porque su madre amenaza con que la va a dejar, ella llora y grita y su padre le dice que tendr que ir a una hacienda donde unas vacas grandes se la comern.

En los momentos depresivos de su padre le propone a la nia que rente una lancha para ahogarse juntos, ella siente un profundo miedo a la par de una gran ira contra su padre. Su hostilidad crece al punto que e tiene miedo hasta su propia sombra porque esta la imita para burlarse de ella, tambin tiene miedo de pisar las rayas de las aceras ya que podran abrirse y caera al infierno.

A la edad de 7 aos Rene carga piedras y las coloca sobre las vas del ferrocarril para que se descarrile y mate a alguien, no sabe a quien, pero es el tren que regularmente usa su padre. Lame el oxido de las barras de metal para hacerse como el hierro fra y dura. A menudo esta tan cansada que desea morir. En la escuela le cuesta mucho trabajo poner atencin y no busca compaa. En su hogar la nia es obediente a pesar de sus momentos inesperados de brusca terquedad.

Se muestra cariosa con su madre, hecho que podra considerarse como compensacin de su inconsciente agresividad. En esa poca su padre desaparece con su amiga y junto con l todo el dinero, la pobreza y la miseria reinan en su casa.

A los 11 aos Rene es presa de un entusiasmo religioso, visita cementerios donde con seriedad y sorprendente puntualidad cuida de tumbas extraas y abandonadas, no hay nada que desee con tanto fervor que la muerte para as poder llegar al cielo. Al cumplir los 12 aos tiene ocasionalmente ilusiones pticas que nunca llegaron a durar ms que un instante. La madre de Rene ha perdido el valor por la tarea demasiado pesada que se le impuso, y le propone a su hija a menudo, que mueran juntas, y la nia no se atreve a decirle a su madre que no solamente desea vivir, sino que hasta a veces le gustara jugar.

A los 13 aos Rene sufre un shock cuando su madre le cuenta que no haba querido tener tan pronto un nio y que a su nacimiento le pareca fea. Rene se hace sonmbula y todo el da toma t, mal nutrida y con tanto trabajo en casa uno se asombra de que todava sea buena alumna, aunque comienza un comportamiento extrao en clase. El medico de la escuela la enva al sanatorio de la montaa, su estado psquico empeoro ah y mas en su segunda instancia, el medico diagnostico angustia, alucinaciones y violenta masturbacin; por aquel tiempo as la describan: estaba constantemente en movimiento, saltaba de un lado a otro con la mirada confusa, rea sin para, hablaba siempre de aviadores y de la maquina que hara estallar al mundo, se mantena despierta toda la noche y se acostaba sobre las fras baldosas debajo de su cama con el fin de endurecerse y perder su sensibilidad.

El medico que la diagnostico la quiso tratar con medios hipnticos pero ella se resiste en el tratamiento pues deca que no quera que la voluntad de otra persona sustituyera la suya, de ah que esto permiti distinguir entre la histeria por un lado y la obsesin y esquizofrenia por el otro. Despus de volver a su hogar se presentan un temblor nervioso, prdida de a memoria y un onanismo desenfrenado.

La situacin empeora aun ms debido a los exagerados esfuerzos en la escuela y en su casa. Aparecen sntomas de regresin. Lo que mas anhela es la soledad, bebe t y caf cada Morn Vzquez Claudia Resumen del libro: La realizacin simblica y diario de una Esquizofrnica Escuela de Estudios Superiores Humansticos Alejandro Fabela Alquicira que puede para mantenerse despierta durante la noche, aunque no hace nada pero as puede estar completamente sola.

Manifiesta ya un retraso intelectual, casi ya no habla y los mdicos no creen que tenga muchas posibilidades de curacin. As Rene paso por cada etapa del desarrollo psicosexual, adquiriendo una notable mejora, antes de estos progresos la actitud de Rene era infantil, nicamente le interesaban los smbolos.

Para ello tambin se hizo uso de una reeducacin que inclua los siguientes aspectos: despertar la confianza de la enferma, infundirle valor, adivinar sus necesidades e intereses, satisfacer las necesidades del momento para despertar las siguientes, despertar las nuevas necesidades en la fase adecuada, desarrollar la atencin, dividir el da de la enferma en un orden temporal determinado, fomentar la actividad, excluir mtodos inadecuados y encontrar la ayuda de una enfermera competente.

Todo esto ayudo a Rene a salir de su enfermedad y ahora hasta trabaja, aunque llega a tener pequeos lapsos de miedo y angustia inmediatamente sale adelante, el contacto con personas desconocidas le es muy difcil, podran llamarse raptos de reaccin por lo cortos que son, hay que reconocer que el mtodo simblico solo resolvi los conflictos ocasionados por los complejos, pero no tiene influencia sobre las tendencias fundamentales de la constitucin esquizoide.

El tratamiento trato de ayudar a la enferma a resolver un conflicto con la formacin de Yo. Esto solo pudo efectuarse mediante la transferencia a una nueva madre, que en compensacin de las privaciones le ofreciese a Rene pruebas de cario, as Rene pudo perder la agresin contra el mundo y volver a encontrar el derecho a la vida y amarse a si misma. Pero para que la madre cariosa pudiese hacerse comprender y resolver el conflicto, tenia que encontrar un procedimiento distinto al psicoanaltico, que se realiza mediante palabras, ya que el conflicto haba precedido a la fase del desarrollo verbal, y la enferma haba sufrido una regresin a la fase de la participacin mgica presimbolica.

O sea que la forma de expresin tenia que ser mucho ms primitiva y corresponder a la fase en que se haba producido el trauma. Poda emplearse exclusivamente el lenguaje comprendido por el lactante, el lenguaje de los signos simblicos, de los gestos y de los movimientos, esta es la razn por la que en este caso especial la realizacin simblica de los deseos pudo alcanzar un resultado tan satisfactorio. Rene sigue sana y no ha sufrido ninguna recada, su personalidad se ha desarrollado y afirmado de un modo extraordinario, ahora tiene un criterio lgico y claro, tiene contacto con los dems, su actitud en la vida es de una persona adulta.

Termino sus estudios y se estableci con una amiga, tambin biloga. Al escuchar al enfermo que habla de su vida interior se tendr la impresin de que esta mucho mas afectado de lo que se supona por su estado exterior. As se dar uno cuenta de que la esquizofrenia consiste en una disociacin entre la afectividad, que esta profundamente perturbada por la perdida del contacto con la vida, y la inteligencia, que permanece intacta y que, como un operador de cine, registra todo lo que pasa frente a ella.

Al conocer las confidencias de Rene que parecen testimoniar una lucidez admirable, no habr que olvidar que no representan sino algunos periodos de la enfermedad Vamos a conocer las confidencias que Renee me hizo poco despus de su curacin que se refieren a los primeros sentimientos de irrealidad que experimento a la edad de 5 aos: Morn Vzquez Claudia Resumen del libro: La realizacin simblica y diario de una Esquizofrnica Escuela de Estudios Superiores Humansticos Alejandro Fabela Alquicira Recuerdo muy bien el da en que esto me sucedi haba ido a pasear sola pasbamos unas vacaciones en el campo como loa hacia a veces de pronto o una cancin en alemn que parta de la escuela delante de la cual yo justamente pasaba.

Eran nios que tomaban su leccin de canto me detuve para escuchar y fue aquel momento cuando un sentimiento extrao se produjo en mi, sentimiento difcil de analizar pero me seria semejante a cuantos experimente ms tarde: la irrealidad. Fue como si la escuela y los cantos de los nios se hubieran separado del resto del mundo.

En ese mismo instante mis ojos advirtieron un ilimitado campo de trigo. Y esta inmensidad amarilla que brillaba bajo el sol, ligada al canto de los nios prisioneros en la escuela cuartel de piedra lisa, me produjo tal angustia que comenc a sollozar. Despus corr hacia nuestro jardn donde me puse a jugar para que las cosas volvieran a ser como siempre , es decir, para volver a la realidad.

Fue la primera vez que aparecieron los elementos que ms tarde estaran presentes en mis sentimientos de realidad: la inmensidad sin lmite, la luz deslumbrante y lo pulido, lo lizo de la materia. Rene tuvo muchos sentimientos de irrealidad en los aos que siguieron hasta que cumpli ms o menos doce; pero a partir de esta edad fueron cada vez ms intensos y frecuentes. Vea una imagen de mi compaera que creca y se acercaba a m.

De pronto note la semejanza de este fenmeno con el de la pesadilla con el de la aguja en el pajar. Era un sueo que tena, que tenia con frecuencia, sobre todo cuando tena fiebre y que me provocaba una angustia espantosa; ms tarde he asociado siempre mis percepciones de irrealidad con el sueo de la aguja. Helo aqu una granja iluminada de manera deslumbrante por luz elctrica; los muros pintados de blanco lisos, lisos, y brillante. En esta inmensidad haba una aguja, fina, dura, brillante bajo la luz.

La aguja en este vaco me daba un miedo atroz. Desde entonces la escuela me trajo a menudo, durante los recreos, un sentimiento de irrealidad. Estas crisis lejos de espaciarse aumentaron. Mi ltimo ao en la escuela primaria fue un xito desde el punto de vista escolar: obtuve tres premios, de los cuales fueron dos de primer lugar tenia, pues todo lo que se necesitaba para triunfar en la escuela secundaria.

Desgraciadamente, no sucedi as en gran parte debido a la irrealidad. Me fue muy difcil adaptar me al ritmo de las horas y la nueva forma de ensear. Adems tres clases me aterrorizaban literalmente: la de canto, la de dibujo, y la gimnasia; y aun puedo agregar la de costura. Afortunadamente para mi, enferm de una tuberculosis pulmonar y hube de retirarme de la escuela para ir a un sanatorio en la montaa. Cuan feliz era cuando las cosas permanecan en su cuadro habitual, cuando la gente estaba viva, normal y, sobre todo, cuando yo tena contacto con ella; Baje de la montaa por tres meses para volver a ella enseguida por un ao entero.

Fue en el curso de este ao, el primero en enero exactamente, cuando sent por primera vez el miedo. Adems los estados de irrealidad aumentaron tambin: antes, cuando experimentaba la realidad sta alcanzaba sino a los objetos, pero con la gente conocida conservaba el contacto; desde mi regreso de la montaa la realidad afectaba igualmente a las personas, a los amigos: era verdaderamente atroz!

A veces gracias a los movimientos acostumbrados que realizaba al cocinar y gracias tambin al calor y al sabor de los alimentos me reintegraba a la realidad; entonces no tena deseos de acostarme, puesto que quera gozar de este bienestar inestimable. Poco despus del comienzo de mi anlisis comprend que mi miedo esconda una culpabilidad, primero me senta culpable por la masturbacin y por la hostilidad que me inspiraba todo el mundo.

Pero algn tiempo despus descubr que el perseguidor era la maquina elctrica; es decir era el Sistema el que me castigaba. El sistema era una vasta entidad mundial que englobaba a todos los hombres.

Desde que mam se puso de mi lado y empez a hablarme en tercera persona y, sobre todo, cuando hacia afirmaciones sin intentar encontrar las causas Como me senta consolada! Solo ello lograba romper el muro de irrealidad que me rodeaba y ponerme un poco en contacto con la vida.

Desde un tiempo atrs senta que las cosas me molestaban y esto me hacia sufrir mucho; no quiero decir que hacan algo en especial no me atacaban directamente ni me hablaban. Me molestaba por su presencia; vea los objetos tan recortados, tan separados unos de otros. Haban perdido su nombre, su funcin, su significado y se haban convertido en cosas, y estas cosas se animaban. Vea personas que yo misma encerraba en tarros de leche y que se pudran y devoraba estos cadveres podridos, a pesar de todos estos espasmos, lograba cumplir con mi trabajo de secretaria, pronto se agregaron gritos a todo esto.

Pero por lo menos, deba agradecer que no me hubieran internado por la fuerza, como estuvo a punto de suceder, A este respecto, me aconteci algo extraordinario nico en mi vida. Desde que reciba rdenes del sistema, tema constantemente mi entrada definitiva en el pas de la iluminacin.

En teora, esto significaba permanecer para siempre en la realidad, sin ningn contacto posible con mam; prcticamente Morn Vzquez Claudia Resumen del libro: La realizacin simblica y diario de una Esquizofrnica Escuela de Estudios Superiores Humansticos Alejandro Fabela Alquicira significaba: ser internada en un hospital para enfermos mentales.

Haba establecido perfectamente el lazo entre el pas de la iluminacin y el estado de locura: los enfermos mentales eran iluminados y entrar en una clnica psiquitrica era ser definitivamente iluminada.

Mam tuvo tiempo de arreglar el asunto con el director del consejo de vigilancia y pude ingresar en una clnica privada. All experiment primero un alivio al sentirme abrigada, protegida contra las rdenes del sistema, pues como estaba prohibido ir a la cocina y a todo sitio en el cual pudiera encontrar fuego o cerillos, me senta segura. Desgraciadamente para m, La directora de la clnica se interesaba mucho en las anormalidades psicolgicas, como pude saberlo una vez curada, y, cuando me vea dirigirme hacia la cocina, en lugar de impedrmelo, disimuladamente me mandaba seguir, vigilndome y observndome a distancia y no intervena sino en el ltimo momento, en el instante preciso en que extenda la mano hacia la llama o hacia la caja de cerillos.

A veces la senta detrs de m y la odiaba por dejarme luchar sola contra mis impulsos, lucha en la que yo sucumba siempre. Las rdenes se intensificaban de da en da y el mdico no quiso retenerme en su clnica, por tratarse de una clnica externa, y ordeno mi traslado a otro sanatorio, desgraciadamente hubo un error y no fui llevada a esa clnica sino al asilo a un pabelln para mujeres agitadas.

Miraba a mi alrededor intentando fijar mis ojos y mi espritu en todo lo que pasaba en la sala, en el fondo de mi ser reinaba el horror, la locura, la angustia y la desesperacin inconmensurable, una voz quejumbrosa repeta sin cesar dentro de m: Mira Rene lo que te ha hecho el sistema, ves cmo te ha encerrado en el pas de la iluminacin, ests sola en el castigo! Yo estoy sola, tengo miedo yo! Teme Rene!

Con todas mis fuerzas intente ahogar esa vocecita, que era como una voz infantil y que hablaba un lenguaje de nios en tercera persona.

As a pesar del peligro de tener que regresar al pabelln de excitados ya no logre disimular al sistema y a pesar mo habl de el al mdico; este se sorprendi mucho, pues pensaba que haca tiempo que yo lo haba abandonado; pero no hubo consecuencias desagradables, pues yo pronto sal de esa casa.

Permaneca la mayor parte del da sentada en un silln, mirando fijamente hacia delante y sin que por horas enteras experimentara el menor deseo de retirar la vista del mundo microscpico constituido por una mancha del tamao de un grano de pimienta, pero que lucha la que tena que librar contra mis ojos que tendan a fijar la mirada en cualquier mancha o rayo de luz.

Entonces para salir de all me pona a golpear la pared o la mesa con los puos; desgraciadamente, esta actitud se converta tambin en una estereotipia y en lugar de salvarme de la mancha me absorba en un automatismo. Padeca menos con la irrealidad. Padeca menos con la irrealidad, pues ya no luchaba contra ella; viva en una atmsfera de vaco, de indiferencia de artificialidad.

Otras veces las crisis de irrealidad sobrevenan en la calle todo pareca entonces inanimado, muerto, mineral absurdo y en este silencio un grito infantil despertaba mi angustia: me senta expulsada del mundo, separada de la vida, espectadora de un filme catico que se desarrollaba sin cesar delante de mis ojos y del cual no lograba ser participe nunca; espantosos momentos en los que senta un malestar y una sensacin de indefensa tales, que no tena ms remedio que sufrirlos sin esperanza.

En medio de esta indiferencia angustiosa brotaban terribles estallidos de clera interior y una amarga melancola.

KEVIN MITNICK GHOST IN THE WIRES PDF

Libros de Lecturas RĂ¡pidas

.

CS LEWIS DYMER PDF

DIARIO DE UNA ESQUIZOFRENICA LIBRO PDF

.

Related Articles