DIALECTICA DE LA ILUSTRACION PDF

Facultad de Filosofa, Humanidades y Artes. Carrera Artes Visuales. Antecedentes Filosficos Contemporneos. La dialctica de la ilustracin Resumen Mariana Olivares La ilustracin tena como objetivo liberar a los hombres, para lo cual su programa era el desencantamiento del mundo por medio de la ciencia la superioridad del hombre reside en el saber.

Author:Mokree Menris
Country:Yemen
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):7 April 2008
Pages:444
PDF File Size:15.94 Mb
ePub File Size:5.87 Mb
ISBN:712-4-86931-502-4
Downloads:88221
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Nebei



Pero la tierra enteramente iluminada resplandece bajo el signo de una triunfal desventura. Y hemos dado con estas invenciones, repito, casi por casualidad. La superioridad del hombre reside en el saber, no hay ninguna duda respecto a ello. En el saber se hallan reunidas muchas cosas que los reyes con todos sus tesoros no pueden comprar, sobre las cuales su autoridad no pesa, de las que sus informantes no pueden darles noticias y hacia cuyas tierras de origen sus navegantes y descubridores no pueden enderezar el curso.

Lo que los hombres quieren aprender de la naturaleza es la forma de utilizarla para lograr el dominio integral de la naturaleza y de los hombres. Ninguna otra cosa cuenta.

En su itinerario hacia la nueva ciencia los hombres renuncian al significado. Sus mismas ideas sobre los derechos de los hombres terminan por correr la suerte de los viejos universales. El iluminismo es totalitario. En eso no se distinguen sus versiones racionalista y empirista. Pero los mitos que caen bajo los golpes del iluminismo eran ya productos del mismo iluminismo. Una sola diferencia, la que existe entre el propio ser y la realidad, absorbe a todas las otras.

Si se dejan de lado las diferencias, el mundo queda sometido al hombre. El surgimiento del sujeto se paga con el reconocimiento del poder como principio de todas las relaciones. El mito perece en el iluminismo y la naturaleza en la pura objetividad. El hombre de ciencia conoce las cosas en la medida en que puede hacerlas. Esta identidad funda y constituye la unidad de la naturaleza.

El mago se torna similar a los demonios; para asustarlos o para aplacarlos adopta actitudes horribles o mansas. La ciencia pone fin a esto. La sustituibilidad se convierte en fungibilidad universal. Ahora tropieza con un igual. Quiere huir al proceso fatal de la represalia, ejerciendo la represalia sobre el proceso mismo.

En los mitos todo acontecimiento debe pagar por el hecho de haber acontecido. Lo mismo acontece en el iluminismo: el hecho se anula apenas ha ocurrido. Dominio y trabajo se separan. Un propietario como Odiseo "dirige desde lejos un personal numeroso y minuciosamente diferenciado de cuidadores de bueyes, de cabras, de cerdos y servidores. Todo el odio se vuelve hacia la imagen de la prehistoria superada y a su imaginaria felicidad.

Pero cielo e infierno se hallaban estrechamente ligados. Estaban vinculadas al igual que el nacer y el perecer, la vida y la muerte, el invierno y el verano. Nombre que fija la trascendencia de lo desconocido respecto a lo conocido y convierte por lo tanto al estremecimiento en sagrado.

Los dioses no pueden quitar al hombre el terror del cual sus nombres son el eco petrificado. No debe existir ya nada afuera, puesto que la simple idea de un afuera es la fuente genuina de la angustia. El mundo penetrado y dominado por el mana, incluso el del mito indio y griego, son eternamente iguales y sin salida.

Cada nacimiento es pagado con la muerte, cada felicidad con la desgracia. La justicia se pierde en el derecho. Su instrumento es la igualdad. Antes los fetiches se hallaban por debajo de la ley de igualdad. Ahora la igualdad se convierte en un fetiche. La individualidad no agota la esencia de los dioses. Con sus rasgos preanimistas desembocaban directamente en el iluminismo. No basta que una nutrida multitud de secuaces lo haya honrado y amado. El arte debe aun probar su utilidad.

Ello constituye su "aura". Pero la fe es un concepto privativo: se destruye como fe si no expone continuamente su diferencia o su acuerdo con el saber. La mala conciencia es su segunda naturaleza.

Desde que el lenguaje entra en la historia sus amos son sacerdotes y magos. En tal orden el mundo se halla ya dividido en una esfera del poder y en una esfera profana. El estremecimiento objetivado en una imagen fija se convierte en emblema del dominio consolidado de grupos privilegiados. El dominio confiere mayor fuerza y consistencia a la totalidad social en la que se establece. Es esta unidad de colectividad y dominio, y no la universalidad social inmediata la solidaridad , la que se deposita en las formas del pensamiento.

A los conceptos les ocurre frente al iluminismo lo mismo que a los rentiers frente a los trusts industriales: ninguno de ellos puede sentirse tranquilo. El iluminismo, como nominalismo, se detiene delante del nomen, del concepto no desarrollado, puntual, delante del nombre propio. La sustancialidad del yo -negada por Hume y Mach- no es lo mismo que el nombre.

Identificando por anticipado el mundo matematizado hasta el fondo con la verdad, el iluminismo cree impedir con seguridad el retorno del mito. No hay ser en el mundo que no pueda ser penetrado por la ciencia, pero aquello que puede ser penetrado por la ciencia no es el ser. En el origen el rapto de la diosa formaba una unidad inmediata con la muerte de la naturaleza.

Todo el resto, la idea o la criminalidad, aprende la fuerza de lo colectivo, que ejerce su vigilancia desde la escuela hasta el sindicato. Su brutalidad, que mantiene a los individuos en su lugar, representa tan poco la verdadera cualidad de los hombres, como el valor aquella de los objetos de consumo. La fatalidad, con la que la prehistoria sancionaba la muerte incomprensible, entra en la realidad comprensible sin residuos.

La esencia del iluminismo es la alternativa, cuya ineluctabilidad es la del dominio. El decimosegundo canto de la Odisea narra el paso ante las sirenas. La onda de aquello que fue refluye de la roca del presente, y el futuro se extiende nuboso en el horizonte. El pensamiento de Odiseo, igualmente hostil a la propia muerte y a la propia felicidad, sabe todo esto. Esto es lo que la sociedad ha procurado siempre. Reproducen con su propia vida la vida del opresor, que no puede salir ya de su papel social.

De la inmadurez de los dominados vive la decadente sociedad. Tal necesidad se halla ligada al dominio, a la vez como su reflejo e instrumento.

Sin duda el pensamiento ha logrado siempre determinar de nuevo su misma problematicidad. El origen particular del pensamiento y su perspectiva universal han sido desde siempre inseparables. Los dominadores mismos no creen en ninguna necesidad objetiva, pese a que a veces den tal nombre a sus maquinaciones. Se presentan como ingenieros de la historia universal. La miseria como contraste de poder e impotencia crece hasta el infinito junto con la capacidad de suprimir perdurablemente toda miseria.

KALIMAN EL HOMBRE INCREIBLE PDF

Dialectica de la ilustracion

.

JAN BASZKIEWICZ HISTORIA FRANCJI PDF

Dial├ęctica del Iluminismo

.

ELECTRODYNAMOMETER PDF

DIALECTICA DE LA ILUSTRACION

.

Related Articles