CARMELITA DE LAS CAMPANAS ENRIQUETA FLORES PDF

Manuel Salazar y Espinoza. Ya limpios los objetos se dejan sobre las mesas para que puedan ser vistas por los visitantes. David Albin Zywiec Sidor. Domingo, La Sierrita, Managua.

Author:Kazragul Shaktilabar
Country:Brazil
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):25 November 2010
Pages:348
PDF File Size:5.89 Mb
ePub File Size:10.78 Mb
ISBN:387-8-34149-361-5
Downloads:29591
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Samur



Me llamo as porque mi madre se llamaba Carmencita y slo la conozco por fotos que mi abuela guarda y que solo puedo verla en da de su aniversario. Vivo con mi abuela rosa y su tata Pedro Pantoja, adems tengo un gato llamado Tomasito. Vivimos en un campamento llamado Las Campanas.

Mi tata es jardinero y suea con tener un triciclo para no cansarse tanto con su carretilla cuando sale a trabajar y mi abuela plancha en casas de personas acomodadas y siempre la acompao y le ayudo a ordenar o clasificar la ropa. La casa donde mejor nos tratan es la de Danielito, mi amigo, un nio con o ojos achinaditos y que parece relleno de algodn, es tierno y simptico.

Yo disfruto mucho jugar con Danielito y Lucita, a, la mam de Danielito, insiste en que yo juegue con su hijo, sin embargo, segn mi abuela, Danielito es un nio enfermo y jams ser como los dems. Las campanas: era una toma que llego ah despus del terremoto del 85, de a poco se fueron construyendo casas y ah llegu y chiquitita, llorona y mamona. Siempre comparo las comodidades que hay en las casa de las personas del planchado, sobre todo los baos.

En el campamento hay gente no tan buena y gente buena, como la brujita, la seora del pan amasado y tambin estn los chiquillos que me gritan Carmelita, patas de palillo El fantasma del cuentacuentos: Mucho tiempo atrs apareci un extrao personaje. Era un hombre alto, delgado de edad indefinida, con cabellos largos entrecanos, vesta un gabn largusimo, que pareca flotar cuando caminaba.

Llevaba sobre la espalda un saco de arpillera donde guardaba sus cosas. Era amable. Generalmente los hacia venir y sentados sobre el piso o el suelo les hablaba sobre el rey de los Elfos que viajaban por el lado de la felicidad.

Apareca cuando alguien estaba en apuros, reparta yerbas medicinales para aquellos que tenan gripe. Nadie sabia su nombre y como contaba historias lo llamaron el cuentacuentos. Pero cuentan que el da despus del terremoto, una piedra haba rodado y sepultado a Don Cuentacuentos. Sin embargo de repente se apareca a la luz de la luna pero al ir a saludarlo se desvaneca, en ocasiones deja manojitos de yerbas medicinales en las puertas de los que las necesitan.

Siempre he querido que se me aparezca y le me cuente una historia a mi solita que trate de princesas y de prncipes enamorados. Asuntos de F: Mi abuelo Pedro pertenece a una iglesia evanglica en que se respeta mucho lo que dice la biblia. La abuelita Rosa, en cambio es requete catlica y no entiende porque su esposo se cambio de fe. Lo bueno es que cada uno acepta lo que piensa el otro y no discuten jams.

La nica que paga el pato por estas diferencias de credo soy yo. Los sbados voy al servicio con el tata, pero es entretenido y los domingos mi abuelita me baa y me viste con ropa bonita al igual que ella y nos vamos a la capilla que se llena de gente, yo me acomodo en el suelo y pon cara de seria y si me distraigo, mi abuela me pega un pellizcn. Sin embargo no entiendo que si Dios est en todas partes porque hay que ir a visitarlo a iglesias distintas.

Su abuela le dice que ir a la iglesia es un deber. Cada noche me parto en 2; con la abueli rezo el ngel de la guarda y a la santsima virgen Mara y despus escucho al Tata Pedro que me lee un pasaje de la biblia.

El aguacero del siglo: Un da en la casa de Danielito, mientras armbamos un rompecabezas sentimos un ruido espantoso, haba comenzado una tempestad elctrica, se cort la luz y comenzaron los relmpagos.

Ese da la Sra. Lucita, mam de Danielito, que era la mas considerada nos pidi un radio taxi para irnos a casa. El agua corra por los pasajes como un ro, haba viento que arrastraba ramos, tarros y fonolas.

Si bien la casa no se inund de todas maneras nos llovimos. Cuando pas el temporal vino la televisin y dejo de manifiesto la forma que vivamos, nos trajeron colchonetas, plsticos y zinc. Todos estuvimos resfriados, incluso mi gato Tomasito y el ms perjudicado fue mi abuelo Pedro, qued casi cesante, con suerte arreglaba un jardn a la semana, esperaba con ansias la llegada de la primavera.

Tambin yo sal perjudicada, porque deb quedarme en casa mientras mi abuela sala a trabajar y estuve mucho tiempo sin ver a mi amigo Danielito. A las seoras del campamento se les ocurri nombrar a mi abuelo delegado ante el alcalde.

A mi abuela no le hizo ninguna gracia ya que si no daban solucin a los problemas los vecinos lo iban a crucificar. Los que hoy te aplauden y te adulan, despus va a ser tus peores enemigos. Mi abuelo anot los problemas ms graves y soluciones en un cuaderno y acompaado por don Lalo el zapatero le pidi audiencia al alcalde, sin embargo la audiencia se la dieron para despus del dieciocho y empezaron las comadres a quejarse de poder dar soluciones a sus problemas, pero mi tata aguant todos los comentarios y esper a que llegara la fecha que supona cambiaria la vida de todos los habitantes de Las Campanas.

Como las fiestas patrias se acercaban se les ocurri a don Lolo celebrar todos los vecinos juntos el aniversario patrio. Tanto fue el entusiasmo que se formaron comisiones para reunir fondos.

Se logr organizar bien la fiestoca y dona Anastasia se puso a hacer empanadas mientras los hombres trajeron chicos de chica y vino tinto. Todos colaboraron, hasta los cabros malos del campamento que aplanaron el terreno para bailar cuecas y cumbias y consiguieron una carpa y armaron una autentica fonda que a pesar del aguacero que cay la noche antes, as el dieciocho tuvo un brillo jams esperado. Al otro da, como ya no quedaba nada para la celebracin un grupo de vecinos vino a la casa a reclamarle a mis abuelos porque la fiesta se haba acabado justo cuando ya estaban todos contentos; supo don Lolo y vino con un lote de campaneros a defender a su amigo Pedro, lo defendieron tanto que llego un radiopatrullas y se fueron todos rumbo a la comisara.

Lo peor de todo que a mi abuelo por ser delegado y responsable lo dejaron preso hasta el prime da hbil en que mi abuelita pudo sacarlo gracias a una de sus patronas tena un esposo abogado. Un aniversario muy especial: A mi tata y a don Lolo, no les fue muy bien con el alcalde pues haba que esperar un ao ms para incluir los trabajos del campamento.

Como a los vecinos no les gust la idea, se enojaron y mi tata renuncio a su cargo y decidi hacerle caso a mi abuela y juntar plata para la casa propia. Un da en la casa de la seora Lucita, me invitaron al cumpleaos de Danielito, yo no sabia que significaba eso y ah fue que me enter que el da en que uno nace es muy importante y se celebra con tortas, globos, regalos y fiesta, entonces entend lo que significaba la palabra aniversario. Muy contenta llegue a casa y le cont a mi abuelo, desde ese da solo preguntaba cuanto faltaba para el cumpleaos de mi amigo.

Sin embargo esta invitacin trajo complicaciones, ya que mi abuela deca que haba que comprarme zapatos, calcetines y un traje nuevo y el tata se enojo, pues dijo que la vanidad era un pecado y el l no permitira algo semejante. A pesar de las peleas gan mi abuela y contra la voluntad de mi abuelo me compr Intereses relacionados.

AS PROFECIAS DE DANIEL URIAH SMITH PDF

Enriqueta Flores Arredondo

.

ANATOMIA COMPARADA KARDONG PDF

Carmelitas de Las Campanas

.

A WALLFLOWER CHRISTMAS LISA KLEYPAS FREE PDF

Carmelita la de Las Campanas

.

Related Articles